bodega-historia bodega-historia bodega-historia bodega-historia bodega-historia bodega-historia

HISTORIA MASIA
CASA GRAN
1453

MASIA CASA GRAN

Dentro del Alt Penedés, una de las masías más antiguas es la Masía Casa Gran, en el pueblo de Sant Joan Samora. La primera citación, en textos que se conservan, de Sant Joan Samora data del año 1080 y de la Masía Casa Gran de 1453.

La masía, restaurada por primera vez en el siglo XVI y enclavada dentro de sus propios viñedos, goza de unas vistas panorámicas de la montaña de Montserrat. En la actualidad esta inmersa en un nuevo proceso de rehabilitación dirigido por José Luis Vives Conde, experto restaurador de casas antiguas catalanas.

Recogiendo la tradición y formulas conservadas en la familia de D. José Mª Mata, padre y abuelo de los actuales propietarios, elaborador de vinos de gran renombre en la comarca, éstos decidieron continuar con la viticultura como proveedores de las principales bodegas de la zona hasta que en el año 2007 decidieron dar el salto a la elaboración propia, bajo la dirección del enólogo Oriol Guevara. Fruto de esta aventura nace (St. Joannes), un vino de gran expresividad y marcado carácter, en sus dos versiones blanco y tinto.

En su origen eran dos propiedades: can Canals y can Ràfol. Miquel Canals compró a Joan Ràfol en el año 1641 la propiedad. Can Canals lo poseían desde 1453 hasta que en el año 1704 Pau Canals vende a Ramón Ravella, de Subirats, todos los masos y tierras. Ramón Ravella en 1706 compra diversas piezas de tierra a los herederos de can Casanoves.

En el 1513 Miquel Canals cabrevó: Lo mas ses cases, la peça de terra qui és dins ses parets, lo mas derruït nomenat lo mas mora, una peça de terra, laltre peça gran, los farreginals, lo mas de ses tries, la peça de Sareell, altre peça de terra prop lo mas roig, la peça prop lo mas Pinyana, la peça de pertinències del mas dez Puig, los domenys, la peça nomenada honrada, la part de la vall, la peça nomenada dez cocó, la casa den Tortosa ab una peça contigua, una petita peciola de terra.

En el año 1513 Joan Ràfol cabrevó: Los masos mir y vendrell, la peça del ort den miró, la peça bosca, altre peça de bosch apellada formàs, la peça qui és den pere martí, una peça de terra de pertinències del mas viver.

Es una de las propiedades más grandes de la iglesia de Sant Joan Samora y que de los Revella pasó a los LLançà que eran nobles.

El nombre SANT JOANNES es un homenaje, por un lado, a un antepasado de la familia propietaria y, por otro al santo patrón que da nombre a la pedanía en la cual está situada la finca.

El vino Sant Joannes se elabora mediante métodos tradicionales que incluyen vendimias manuales, a los que se añade la tecnología más moderna.

El envejecimiento se realiza en la sala de barricas histórica y en “cups” (calados subterráneos de piedra) habilitados para tal fin, del siglo XVIII, tras su paso por depósitos de acero inoxidable. Nuestra enología está orientada a la obtención de vinos de máxima calidad y expresividad.

LA ERMITA

Cuando la Cataluña vieja ya estaba formada, pacificada y tenía su momento de máximo esplendor románico en los siglos XI y XIII, el Penedés era tierra de frontera, acosada de inestabilidad. Por eso no encontramos grandes construcciones, sino que los monumentos románicos mas destacados son castillos de defensa, como el de Gelida que al dejar de ser estratégico su correspondiente iglesia ha continuado haciendo su función religiosa hasta nuestros días. La ermita de Sant Joan Samora es un ejemplar románico, documentada desde el siglo XI y ampliada durante el siglo XIII y XIV. Es una capilla de una sola nave, copada por un ábside semicircular y un campanario de espadaña de dos arcadas. La puerta, con arquivolta e impostas es de medio punto. En el muro de poniente hay rengleras de espiga.

 

PRECEDENTES DE ST. JOAN SAMORA

La primera citación de Hortons ya aparece a mediados del siglo X (945) y Sant Joan Samora o Sant Joan de Mora en el año 1.080. La documentación posterior sobre Sant Joan es poca y no comienza a abundar hasta el siglo XIV donde se encuentra un documento de la Pia Almoina datado el 17 de noviembre de 1316 donde un Bernat de Fonollar toma posesión de la cuadra de Sant Joan Samora, del término del castillo de Gelida, que los condes de Pallars y Señores de Cervelló , Hug de Mataplana i Sibil.la, le han otorgado mientras no le hagan libramiento total de 15.000 s.b. por la dote de Blanca, hija de Ferrer d’Abella, con quien ella casó. En esta ocasión hacen juramento de fidelidad a Bernat de Fonollar los habitantes de dicha cuadra.

Pocos años después (1327) en una cabrevación (Documento ó volumen que contiene las declaraciones de bienes hechos por los vasallos de un señorío y las cargas que comportan, delante de un notario designado por el señor a fin de registrarlas) donde se relacionan, en gran parte, los censos que pagaban los habitantes de la Baronía de Gelida a los señores (Condes de Pallars) constan un buen número de habitantes de Sant Joan con todo aquello que tributaban. Es difícil de definir exactamente los que correspondían a cada parroquia, aunque algunos están perfectamente identificados como hombres de Sant Joan. En la transmisión de la propiedad por herencia, por venta, ó nuevo establecimiento, ya en el siglo XVI, podemos encontrar que aquellos antiguos habitantes nada más quedan presentes como topónimos, bien con masos o bien con piezas de tierra.